lunes, 5 de septiembre de 2011

Más que nunca

BIENVENIDOS A LA NUEVA TEMPORADA,

Estamos viendo cómo todo el mundo quiere buscar una pertenencia fuerte a diferentes grupos sociales: peñas, asociaciones, clubes de futbol… es una necesidad decidir: <> Y cuando la gente sabe ¡a qué pertenece!, entonces dedica tiempo y dinero a aquello a lo que pertenece, comparte su pertenencia con otros iguales a él, cuida, protege y se apasiona por aquello a lo que pertenece. Esto da sentido a la vida y da un “quehacer”, una misión, un “dedicar nuestro ser en algo”.

Y es que os quiero hablar simplemente de cuál es nuestra identidad. O sea, qué es lo que hace que seamos lo que somos. Qué es lo que nos mueve por dentro y nos impulsa a ser forofos de un escudo, luchadores de una causa. Porque parece que hoy día, los “Clubes de cantera” están perdiendo su razón de ser, su fe, a base de fusiones de moda que a corto plazo buscan mejorar deportivamente, pero dejando en el camino la esencia de instituciones que se pierden en la memoria para siempre.
Tener una identidad es importante, porque cuando sabemos ¡qué es lo que somos! entonces nuestra vida deportiva y toda nuestra actividad está unida y en armonia. Sabemos porqué hacemos las cosas, y descubrimos con orgullo cual es nuestro papel en este circo que nos rodea, a veces espantoso, a veces bonito, que nos impulsa de manera visceral a continuar, porque nos hace sentir vivos, útiles y muchas veces plenos.
Y todo esto o se hace desde la autenticidad, desde el orgullo de saber que cada piedra que nos ponen en el camino la quitaremos juntos, que los problemas los superaremos porque a nuestro lado están los nuestros, sin más intereses que el bien común, caminar en la misma dirección.
¿Hay alguien más perdido que el que no tiene una identidad?, con sus fallos que pulir, con sus virtudes que cuidar.

Y es que si pensamos un poco, nos daremos cuenta que los clubes más importantes del mundo, han llegado a ser lo que son siendo fieles a una ferrea identidad. Aficionados, directivos, entrenadores y jugadores remando juntos para sacar adelante algo que aman profundamente, por lo que serían capaces de dar todo y que sienten en lo más profundo de sus corazones.
Nuestro club, el Baloncesto Ciudad de Badajoz es un club joven, crecemos lentos pero a buen ritmo, y sabemos cual es el difícil papel que tenemos asignado en esta comunidad tan desigualmente gobernada deportivamente. Mejorar año a año, humildemente, pero con el orgullo de saber que nadie nos regala nada, a veces todo lo contrario, y que por encima de todo trabajamos POR NOSOTROS, para que cada chico que entra en el club, sepa que estamos aquí por él, y que eso será así desde el principio hasta el final, sintiéndose parte de nuestro universo incluso mucho después dejar de ser jugador o entrenador.
Y es que mientras diferentes federaciones, clubes, entrenadores gastan todo su tiempo y su dinero en vender imagen, porque desean tener cargos importantes, entrenar equipos profesionales, o vivir de esto holgadamente,

Nosotros gastamos todo nuestro tiempo en nosotros, sin propaganda, con las cosas claras y a buen ritmo, sin importarnos demasiado lo que opinen los demás, porque la mayor ventaja que tiene SABER QUIEN ERES, ES QUE NO HACE FALTA QUE NADIE TE LO DIGA

CHAVALES DEL BCB, empieza una nueva temporada, y yo os animo a que seáis mas nuestros que nunca, porque el camino se pone cuesta arriba a medida que nos vamos acercando peligrosamente a los demás, trabajo, trabajo y trabajo es lo único que nos mantendrá en nuestro sitio.

CHAVALES DEL BCB, disrutar del baloncesto más que nunca.